Calentamiento global: problema y solución

El calentamiento global: problema y solución

Hoy en día afrontamos las graves consecuencias de las malas decisiones del pasado, falta de respeto y de amor por nuestro hogar, la tierra, esto tiene ahora grandes resultados negativos en el ecosistema, sin embargo hoy en día irónicamente el calentamiento global es un problema y a la vez una posible solución a varios males.

Tristemente con el pasar de los años el clima a nivel mundial se ha tornado cada vez más impredecible, el uso desmedido de químicos, así como la falta de cuidado del hombre con la naturaleza no solo ha acabado con especies y ecosistemas sino que esta haciendo del planeta su propia tumba.

Pero no todo es malo, el incremento en la temperatura global ha impulsado un sin numero de estudios y el desarrollo de tecnología verde para refrigeración y climatización desde la solución más pequeña como el ecocooler hasta grandes plantas y cambios de combustibles limpios como carros de hidrógeno.

Estudios del calentamiento global

Pero esto es irónico; triste, pero irónico puesto que un estudio realizado por el instituto ingles British Antartic Survey (BAS) estima que de incrementarse aún más la temperatura, los vientos alrededor del globo producirán más energía en algunos puntos específicos.

Entre más potencia tengan los vientos mayor es la fuerza de empuje para las aspas de las torres eólicas de los grandes parques, esto se traduce como mayor producción energética y a la vez menos dependencia de combustibles fósiles a mediano y largo plazo.

Sin embargo es una pésima noticia si los niveles de temperatura se alzan por encima del 1,5 grado centígrado desde el nivel preindustrial porque se alteraría todo el ecosistema terrestre, no solo restandole oxigeno a los océanos y descongelando grandes superficies de los polos, sino que seria el fin de muchísimas especies animales, vegetales y existiría un cataclismo ambiental que pondría incluso al hombre sobre la cuerda floja de su supervivencia en el planeta.

Adicionalmente este estudio, el cual fue realizado teniendo como base los parques eólicos localizados en Reino Unido, demuestra que de seguir aumentando la temperatura global, la producción podría incrementarse hasta un 10% llegando a ser una fuente de alimentación para al menos otras 700.000 casas, si se mantiene la potencia instalada actualmente.

Si bien es un poco morboso hablar de beneficio, con el sufrir del mundo; el estudio revela además, que países como Alemania (el cual es el tercer puesto en potencia instalada con 56,132 MW) podría llegar a verse muy favorecida con un incremento en la fuerza del viento por el incremento global de temperatura.

Futuro

Aunque no es un pronostico muy esperanzador se debe ver el vaso medio lleno, y ante la imposibilidad casi total de detener este fenómeno que es la consecuencia de mucho tiempo dañando el planeta podemos buscar opciones que ayuden basándose en lo que hay actualmente y eso se suma a las acciones cruzadas que ya empiezan a ver la luz.

Con una posible crisis de petróleo a la vuelta del siglo es importante ver que el siguiente en colapsar también podría ser el carbón, además las fuentes hídricas están en caída por las elevadas temperaturas y por más terrible que parezca se debe estar preparados y lograr producir una solución a tiempo para todo ese escenario fatídico.

Por el momento la mejor forma de contribuir al planeta es evitar contaminar, difundir la voz y sumarnos con cambios desde cada uno para intentar mantener la temperatura estable, pero de aumentarse se deben recurrir a formas más saludables de producción energética y presionar a los gobiernos a adoptarlas para garantizar un futuro medianamente estable a las generaciones venideras.

Imagen principal vía: https://www.nationalgeographic.es

Redactado por Tatiana Lezama para Refrigeración Correa y Cárdenas Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp SOLICITAR COTIZACIÓN