Francia pospone impuestos a HFCs

Francia pospondrá hasta el 2021 el impuesto a los HFCs

En medio de una reforma para políticas mas radicales frente a la contaminación y el uso de refrigerantes alternativos, Francia pospone, luego de varios debates en el último mes, sus medidas para grabar con impuestos a los HFCs.

El ministro de ecología de Francia, François de Rugy, anunció el pasado mes de octubre que dicho país aplazará hasta 2021 la propuesta para poner impuestos progresivos a los refrigerantes de la clase HFC (hidrofluorocarbonos) puesto que los debates llevados a cabo no fueron suficientes para regular la norma.

Con esto el país europeo da un fuerte golpe a la comunidad de refrigerantes naturales, puesto que estos impuestos estaban destinados al apoyo y financiación de nuevas tecnologías limpias, sin embargo se pospone esto hasta dentro de 3 años.

Además para esa fecha no será sino una medida a tomar solo si las industrias no dejan de utilizarlos voluntariamente, lo cual tampoco es muy alentador puesto que aunque en principio los HFCs fueron una solución a los CFCs, en la actualidad representan una grave fuente de gases de efecto invernadero también.

Estas declaraciones fueron hechas por el ministro de ecología, François de Rugy, sobre el programa ‘Boudin Direct’ – transmitido por el canal de televisión RMC Découverte el 18 Octubre, donde adicionalmente comentó que el gobierno reintroducirá el impuesto en el Proyecto de Ley de Finanzas en 2021 «en caso de que la industria no tome una acción voluntaria mientras tanto».

Todo esto mientras en el resto de la Unión Europea se toman medidas más drásticas y contundentes frente a la contaminación, los impuestos en compra y exportación sobre varios tipos de gases, incluidos los HFCs, aumentan y donde la lucha por el cambio climático es bastante marcada con las normativas.

Marco referencial de la medida

Anterior al anuncio de Rugy, el cual marca un giro determinante en la legislación francesa para los próximos años frente a la regulación de estos refrigerantes, el pasado 15 de octubre, el ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire, puso en manos del Parlamento el futuro del impuesto cuando se presentaba el proyecto de ley de finanzas 2019 de Francia, afirmando que «El gobierno está abierto a sus sugerencias».

Cinco días antes a la presentación de Le Maire, el 10 de octubre, el comité de finanzas del parlamento francés rechazó la enmienda al Proyecto de Ley de Finanzas de 2019, la cual habría introducido el impuesto HFC y el mecanismo de apoyo para las compañías que utilizan tecnología basada en refrigerantes naturales.

Parlamentarios del partido LREM del actual presidente francés Emmanuel Macrón y su socio de coalición MoDem, habían presentado la enmienda a principios de octubre, y tras el rechazo se pronunciaron. «¡Esto no tiene sentido!», Dijo el parlamentario Matthieu Orphelin, quien es un partidario prominente del impuesto.

¿En qué consistía el impuesto a los HFCs?

El impuesto que se intentó incluir en el Proyecto de Ley de Finanzas de 2019, era el esquema llamado Bonus-Malus el cual básicamente buscaba imponer un gravamen a los usuarios de equipos HVAC-R basados en sistemas con HFCs a partir del año 2021, y adicionalmente daría descuentos de impuestos corporativos para las empresas que invirtieran en sistemas basados ​​en refrigerantes naturales.

La enmienda pretendía empezar a partir del 1 de enero de 2021 sobre los productores e importadores de HFC. El impuesto se fijaría en 15 euros por tonelada de CO2 equivalente (€ / tCO2e) en 2021, € 22 / tCO2e en 2022, € 30t CO2e en 2023 y € 45 / tCO2e en 2024.

Imagen principal vía: www.coolingpost.com

Redactado por Tatiana Lezama para Refrigeración Correa y Cárdenas Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp SOLICITAR COTIZACIÓN