Aparecen nuevos refrigerantes, ¿por qué la demora en su uso?

Nuevos gases refrigerantes, razones para la demora en su uso.

Para la industria del frío así como para nosotros en Correa y Cárdenas Ltda., los nuevos refrigerantes, además de la innovación y los avances tecnológicos en los mismos, están hoy en día representando un papel central y muy importante en el sector facilitando y mejorando nuestro trabajo.

Clasificación de gases refrigerantes

Como ya hemos podido establecer en artículos anteriores, los refrigerantes se pueden dividir en 5 grandes grupos, vamos a limitarnos a nombrarlos y definirlos brevemente.

  • CFCs: son compuestos con moléculas estables de cloro, flúor y carbono. Están en el mercado desde los años 30, y son utilizados en sector el frío en refrigeración y aires acondicionados.
  • HFCs: Son compuestos que no contienen cloro en su estructura química, es por esto que tienen cero como valor de potencial de agotamiento a la capa de ozono (ODP por sus siglas en ingles) pero aún con esto tienen valores altos en el potencial de calentamiento global (GWP por las siglas en ingles).
  • HCFCs: Son compuestos estables y similares en su formula química a los CFCs pero con menos cloro, esto es una ventaja al tener un menor potencial de agotamiento de la capa de ozono.
  • HCs: Hidrocarburos o refrigerantes orgánicos, son compuestos con alta capacidad de refrigeración por sus características de termodinámica, sirven en sistemas frigoríficos, aires acondicionados.
  • HFOs: hidrofluoroolefinas son compuestos diseñados a partir de aceites, hidrogeno y flúor, y buscan disminuir el uso de compuestos CFCs, HCFCs y en parte los HFCs.

Marco referencial para los refrigerantes

Aunque muchos gases refrigerantes en la actualidad presentan mejores características para con el ambiente como los HFCs, en la industria del frío no es nuevo ni desconocido que los refrigerantes sintéticos son a su vez gases de efecto invernadero (GEI), y aunque algunos duran en la atmósfera relativamente poco tiempo, 15 años aproximadamente, se sabe que los efectos en la misma son de alto impacto.

Mediciones atmosféricas recientes muestran como el uso extendido y popularizado de sustancias como los HFCs están acabando con un problema pero a largo plazo están generando otro; los HFCs utilizados para contrarrestar y acabar con los CFCs y los HCFCs están generando volúmenes de gases de efecto invernadero en aumento, y aunque hasta el momento no representan más allá del 1 % de la presencia total de los mismos, anualmente están aumentando con una rapidez desbordada del 10 a 15 %.

Estas cifras se dan por ser más utilizados gracias a los acuerdos como el protocolo de Montreal, y resalta el hecho de que esto no solo es en países tecnificados sino además en países en desarrollo, donde la expansión demográfica, sus cambios en consumo energético ascendente, la urbanización y la electrificación de nuevas zonas, producen un aumento en el uso de refrigeración, lo cual se traduce a su vez como un aumento de emisiones, las cuales se estima que representarán el 19.9% de las emisiones totales de CO2 equivalente para el año 2050.

Impedimentos y contras de su implementación en Colombia

Dentro de los factores de mayor impedimento, al menos en Colombia, para la implementación y uso de nuevas tecnologías y nuevos gases refrigerantes vemos un abanico de puntos que se deben superar antes de pensar en un aporte significativo a la salud del planeta.

Aunque muchas de las industrias dependientes del frío para su correcto funcionamiento ya están dando pasos para el uso y mejora de los sistemas, aún falta atacar las problemáticas de raíz y acercarse de manera apropiada a las posibles soluciones para reducir la brecha entre contaminación y ayuda.

  • Altos costos de inversión inicial para sistemas.
  • Disponibilidad de tecnologías eco-amigables en el país.
  • Falta de personal capacitado para diseño, fabricación, y manejo de los mismos.
  • Falta de políticas de disposición final de residuos.

Además de lo anterior y otros impedimentos más de forma que de fondo, también nos encontramos con algunos contras en los mismos refrigerantes: por ejemplo, los HCs son compuestos que no dañan la capa de ozono y tienen un GWP muy bajo pero su único inconveniente es su inflamabilidad, que suele ser muy alta y limita su uso a ciertos casos, además de los altos costos de instalación y mantenimiento que son vitales para evitar accidentes.

En el caso de los HFOs, el principal limitante actual de este nuevo tipo de refrigerantes se da por el sector automotriz, el cual no está evolucionando a la misma velocidad para adaptarse a estos nuevas sustancias como otros sectores en los grandes países usuarios y productores de gases como lo son la Unión Europea y los Estados Unidos, donde ya se cuentan con normas estrictas para la erradicación de sustancias de alto valor en ODP y GWP.

Imagen Principal vía: Calor y Frío

Redactado para Refrigeración Correa y Cárdenas Ltda, por Tatiana Lezama.

2 Comments

  1. […] 2017”, una semana donde Danfoss demostró ir a la vanguardia en soluciones y capacitación en refrigerantes alternativos y nuevas tecnologías […]

  2. […] una filial oficial de Climate Week NYC, tiene como objetivo dar a conocer y poner en práctica el uso de refrigerantes alternativos, esto en conjunto con la eficiencia energética para dar algunas soluciones al caos medio ambiental […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp SOLICITAR COTIZACIÓN